La división aérea del Grupo Globalia busca afianzar su presencia en América Latina y una muestra de ello es la reciente constitución de un joint venture con Air France-KLM para operar en la región, haciendo frente a la alianza ya consolidada del grupo IAG (dentro del que se engloba Iberia) y LATAM.

Air Europa se ha caracterizado en los últimos años por la constante inversión en materia de servicios a bordo, innovación y principalmente su capacidad de generar nuevos negocios, que le permitieron expandirse rápidamente en diversos mercados y posicionarse como referente a nivel mundial. En este contexto, la aerolínea firmó un “joint venture” con el grupo franco/holandés Air France-KLM para mejorar las conexiones entre Europa y América Latina, ampliar la oferta de ambas compañías y abrir nuevas rutas a futuro.

“El joint venture rubricado nos pone a competir con los grandes y supondrá el fortalecimiento de nuestra imagen frente a otras alianzas. Latinoamérica aún representa un continente muy desconocido que ofrece múltiples oportunidades de crecimiento”, expresó Javier Hidalgo, CEO de Globalia. A través de este acuerdo Air Europa prevé hacerle frente a su rival IAG (dueño de Iberia, British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level), que actualmente tiene una alianza parecida con LATAM Airlines para operar en Brasil, Colombia y Uruguay.

Según informa la compañía española, otra de las prioridades es “incrementar el volumen de viajes business” para lo cual tendrán a disposición la nueva flota de aeronaves Boeing 787 Dreamliner desde el próximo año, que sumada a la unión estratégica con Air France-KLM contribuirá a elevar exponencialmente los ingresos. Cabe recordar que no es la primera asociación entre ambas firmas, pues ya operan vuelos de código compartido entre París y Ámsterdam o Madrid y otros 21 destinos europeos.

Air Europa ofrece 21 vuelos directos entre Europa y países de Latinoamérica, así como otros 17 en código compartido con Aeroméxico, Copa y Aerolíneas Argentinas. En 2018 transportó más de 11 millones de pasajeros, año en el que facturó 4.000 millones de euros y elevó su beneficio bruto hasta los 80 millones de euros.

Por su parte, Air France-KLM transportó a 101,4 millones de pasajeros el año pasado, elevando sus ventas hasta los 26.515 millones de euros y se anotó un beneficio de 409 millones de euros.

Fuente: contactonews.co